Project description only available in Spanish
El cine Renoir de Mallorca cerró, pero aquello no fue obstáculo para que los amantes del cine se pusieran manos a la obra. Respaldados por 800 socios, la Associació Xarxa Cinema reabrió el lugar y ha conseguido mantenerlo con la ayuda de 100 voluntarios.


“Ha pasado el tiempo suficiente para echar la vista atrás. Vemos lo que hemos conseguido: sobrevivir, vivir, ver cine de calidad y ganas de hacer muchas más cosas”, apuntan sus responsables. El lugar funciona ahora como centro cultural que promueve el cine independiente de autor, ofrece películas en versión original y posibilita el alquiler de sus salas.


Además, tiene una marcada vertiente solidaria. Y es que el proyecto Butaca Solidaria posibilita la donación de tickets de cine para que “aquel que sienta la cultura como una forma de vida tenga acceso a ella”. Triodos Bank ha financiado el desarrollo de la actividad del Cine Ciutat.