Description only available in Spanish
En el barrio gótico de Barcelona existe un apartamento con suelo de corcho, azulejos de plástico reciclado, cañerías sin PVC, un compostador en el balcón, muebles de madera certificada FSC, pinturas ecológicas y objetos como una lámpara fabricada con un bidón reciclado o una maceta con un viejo neumático. Se trata de la vivienda de Petz Scholtus, una eco diseñadora procedente de Luxemburgo que decidió renovar un apartamento del s. XVIII empleando materiales respetuosos con el medio ambiente. Para ello ha contado con financiación de Triodos Bank.


“La gente piensa que la sostenibilidad es solo para los ricos o es algo feísimo y de muy baja calidad”, opina la diseñadora. “Yo quería demostrar que era posible hacerlo sin gastar mucho dinero pero manteniendo la calidad y el estilo”, añade. A lo largo de 4 años, Petz ha ido contando en su blog R3project todo el proceso de remodelación de su vivienda, que adquirió sin instalación de agua, electricidad, y sin cristales en las ventanas. La vivienda de Petz es un ejemplo de cómo se pueden poner en práctica nuestros valores ecológicos sin renunciar a la vida en una gran ciudad.